Volver

Referente en la producción de muebles de baño

Operación de inversión de HIG CAPITAL, un fondo de capital privado americano internacional, en el capital de ROYO GROUP para la construcción de un grupo internacional mediante adquisiciones con ventas de EUR250m. THE VECTOR COMPANY asesoró a HIG CAPITAL en la operación.

Contexto de la operación

ROYO GROUP era una compañía familiar de referencia con más de 45 años de antigüedad en el sector de fabricación de mobiliario para el baño.

La compañía había adquirido en Polonia una empresa de mobiliario de baño en kit para suministrar a los países del centro de Europa principalmente y había invertido fuertemente y con éxito en su capacidad de producción.

El sector del mueble de baño en Europa estaba formado por compañías pequeñas sin un claro líder especialista y ROYO GROUP quería configurarse como un líder de este segmento con unas ventas de unos EUR250m.

Racional de la operación

La compañía incorporó a un socio financiero (HIG CAPITAL) con experiencia en procesos de build-up internacional que aportaría los recursos económicos suficientes y ayudaría a dotar de mayor probabilidad de éxito al plan de construir un grupo de empresas entorno al mueble de baño mediante la integración de diferentes compañías que serían adquiridas en distintos países.

Aspectos a destacar

La compañía había ejecutado de manera previa a la entrada del inversor, un proceso de relevo generacional con mucho éxito y profesionalidad por el cual la segunda generación dirigía el negocio e incluso pasaba a asumir la figura de CEO y daba entrada a un Director General externo a la familia accionista.

Todo el trabajo de profesionalización de la compañía (equipo, protocolos de trabajo, ERP, dirección estratégica,….) configuraba a la empresa como una verdadera plataforma sobre la que pivotar el plan de creación de un grupo más grande y diversificado entorno a productos relacionados con el baño dando mayor confort y seguridad al inversor.

La capacidad de replicar la experiencia de éxito de la gestión de filiales en terceros países era una oportunidad que la compañía tenía que aprovechar escalándola incluso a otros productos complementarios (a los pocos meses se adquirió una compañía de platos de ducha, FIORA).

El alineamiento de la empresa y del fondo respecto a la oportunidad estratégica desde el principio ayudó a que ambas partes definieran un acuerdo de socios que velaba por la ejecución del plan.